Los cehegineros conocen sus derechos como consumidores