Cultura, Urbanismo|

El Pleno del Ayuntamiento de Cehegín, en su sesión ordinaria del 29 de marzo de 2019, ha aprobado, por unanimidad, que el pequeño solar ubicado entre la confluencia de la calle Cantón y Cabezo, donde Diego Fernández Llorente tenía su zapatería, pase a denominarse en su honor ‘Placeta Diego El Zapatero’.

Según el expediente iniciado el pasado 12 de febrero a instancias del concejal de Obras y Servicios, Ismael Abellán, “la figura de Diego Fernández Llorente, ceheginero de pro, debe ser tenida en consideración como un exponente que hace que, a pesar de ser de origen humilde, su trayectoria vital desemocara en un darse a los demás y ser uno de los miembros más destacados de nuestra Semana Santa de Cehegín a lo largo del tiempo”.

Diego El Zapatero, que falleció el pasado 26 de agosto de 2018, dejó una vida “cargada de pasión, honradez y humildad”, continúa Abellán. Zapatero de profesión, en las confluencias de la calle Cantón y Cabezo regentó sus dos zapaterías durante cincuenta años, reparando todo tipo de calzado, y siendo un ceheginero servicial y con amor profundo a su pueblo y sus gentes.

Pero Diego Fernández Llorente nos legó su gran pasión por la Semana Santa, la cual han heredado sus cinco hijos. Desde el año 1976 era miembro de la Semana Santa ceheginera y desde el año 1992 ostentaba la presidencia de una de las cofradías más emblemáticas de la misma, la Cofradía del Santo Sepulcro, que saca sus mejores galas el Viernes Santo por la Noche.

En su trayectoria no solo se vinculó a todo tipo de personas con esta Cofradía para hacerla más grande. Creó, en este tiempo, y junto a su hijo Diego Fernández Berengüí la sección  musical de la Cofradía, la Banda de Cornetas y Tambores del Santo Sepulcro, la cual es anfitriona de la  Concentración Nacional de Bandas de Cornetas y Tambores, que este año alcanza su vigésima edición.

Los comentarios están cerrados.

Close Search Window
English EN Español ES
Ir al contenido